Nunca indiferente

Tradicionalmente se destaca la escasez de noticias propia del verano, y especialmente en el mes de agosto, vacacional para la mayoría en España. No es fácil saber en qué medida esa escasez era real, y en qué medida lo que se producía es un menor interés de los ciudadanos por la información, comprensible en momentos en los que se buscar una mayor relajación y desvinculación con la actividad cotidiana del resto del año. Además, por desgracia muchas noticias no son positivas, lo que puede acentuar el deseo de muchas personas de “descansar” también de la información en el mes de agosto. En cualquier caso, ha sido relativamente habitual ver periódicos con menos páginas, noticias o columnas de opinión sobre temas aparentemente menos trascendentes, o informativos más ligeros. Pero creo que esta situación es cada vez menos real. Vivimos en un mundo globalizado, y aunque es posible que -salvo circunstancias excepcionales- las noticias políticas en España bajen su intensidad en el mes de agosto, a la par que lo hace la actividad parlamentaria, de las instituciones y de los partidos, esta situación se compensa con otras noticias que pueden llegar del exterior.

Nunca indiferente

En no pocos casos se trata de noticias terribles. Es imposible ignorar, por ejemplo, el drama de la inmigración, cuando precisamente en verano se acentúa el número de personas que tratan desesperadamente de ingresar en territorio europeo. Ello genera situaciones tristes y dolorosas, no solo para quienes pretenden ingresar en nuestro país, sino también, como hemos visto estos días, para los agentes de las fuerzas y cuerpos de seguridad que, cumpliendo con su deber, intentan controlar nuestras fronteras y evitar las entradas ilegales, pero también ofrecen la primera asistencia a quienes ya están en nuestro territorio. Tampoco podemos dejar de lado la dramática situación que se vive en algunos países hermanos, y en estos momentos especialmente en Nicaragua, ese lugar tan querido, cuya población sufre ahora intensamente los excesos y los abusos del poder, que han causado una inmensa violencia en las calles, y no pocos heridos y fallecidos. En estas situaciones cabe preguntarse qué se puede hacer, cómo se puede apoyar. Y cabe pensar que por estar informados no se consigue nada, pero la información es el primer paso para la denuncia, la ayuda, o para cualquier actuación que cada quien pueda llevar a cabo dentro de sus posibilidades. En las próximas semanas, como siempre, seguiré fiel a mi cita con los lectores cada viernes. Puede que aborde cuestiones más trascendentes, u otros aspectos más “ligeros” o relacionados con el ocio vacacional. Pero que ningún lector dude que, ante estos dramas humanos, nunca permaneceré indiferente.

Fuentes de las imágenes:

https://www.clarin.com/mundo/noche-violencia-nicaragua-matan-estudiante-queman-radio-estatal_0_Hku21MugQ.html
https://www.pressdigital.es/texto-diario/mostrar/1147232/grupo-700-inmigrantes-saltan-valla-ceuta-atacan-agentes-guardia-civil