Comentario a la Constitución Española

No suelo dedicar este espacio a comentar libros de carácter jurídico, pues soy consciente de que mis “miraderos” de dirigen a un público mucho más amplio y abierto. Pero toda regla tiene sus excepciones, y en este caso se justifica por dos motivos: primero, porque voy a referirme a un trabajo que creo tiene un interés y una utilidad que van más allá del ámbito jurídico; y en segundo lugar, porque la obra a la que me refiero homenajea a un gran maestro que, por su actividad, es conocido también más allá de este “mundillo” del derecho. La obra se titula “Comentario a la Constitución española. 40 aniversario 1978-2018. Libro-homenaje a Luis López Guerra”, y está dirigida por los profesores Pablo Pérez Tremps y Alejandro Saiz Arnaiz. Viene muy cuidadosamente editada por tirant lo blanch, en dos volúmenes. La especialidad de este trabajo, y lo que le da a mi juicio esa amplia utilidad, es que se trata de comentarios que van artículo por artículo, y en algunos casos incluso apartado por apartado. Y el comentario a cada artículo es breve, claro, básico pero riguroso, e incluye el “estado de la cuestión” doctrinal y jurisprudencial sobre la materia. Según mis conocimientos, el antecedente de una obra de estas características son los comentarios que, en dos ediciones separadas por más de una década, dirigió Óscar Alzaga, pero aquella era una obra -ya algo desactualizada- mucho más extensa, y por la misma razón acaso no tan práctica para quien quiera una aproximación básica. Por ello el libro que ahora comento, publicado a finales de 2018, es útil no solo para los constitucionalistas, y para cualquier otro jurista interesado en la Constitución (lo que debería ser equivalente a “cualquier jurista”, sin más), sino también para personas no especializadas en derecho pero que necesitan o simplemente quieren entender determinados aspectos básicos de nuestro sistema constitucional.

 

El segundo aspecto importante es que este trabajo es el homenaje que 170 juristas rendimos al profesor López Guerra con motivo de su jubilación. Homenaje en mi opinión muy justificado, ya que se trata de uno de los autores que más profusamente se ha dedicado al estudio de los más variados problemas de nuestra disciplina, desde los años 70 del siglo XX, convirtiéndose en uno de los más grandes maestros de su generación. Ha sido, además, magistrado y vicepresidente del Tribunal Constitucional, vocal y vicepresidente del Consejo General del Poder Judicial, diputado autonómico, secretario de Estado de Justicia, y juez del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, así que a pesar de que debo resumir por el poco espacio disponible, creo que el lector apreciará una trayectoria singularmente brillante y destacada. Además, el profesor mantiene una actividad académica importante. Me honra reconocer que yo he aprendido enormemente de esta gran figura del derecho, que además es gran persona y sin duda ha creado escuela.

Comentario a la Constitución Española